Una pelirroja jovencita chupando los huevos a un negro musculoso con una enorme polla. Alice es una jovencita tierna de 18 años. Al salir de su casa un día de mucho calor encuentra un camión de helados y a ella le gusta mucho chupar helados largos y gruesos. Como nadie atendía su llamado decide entrar y robar un helado palito, pero es descubierta por el negro que maneja el camión. La pendeja atrapada en la parte de atrás del camión se aburre y comienza a tocarse, masturba su hermoso coño de nena, toca sus tetitas y cuando está a punto de llegar al orgasmo llega el negro y le dice que tiene que pagar por su helado. La jovencita excitada como estaba, no lo piensa y comienza a chupar su polla de 30 centímetros, lame su tronco y succiona su glande, su verga tiene un sabor amargo y le encanta, chupa sus huevos y hace que la polla del negro se ponga más dura y grande que nunca.
El negro excitado no deja pasar la oportunidad y lame la deliciosa vagina de esta joven y saborea su delicioso gusto, el coño se moja y dilata lo suficiente para dejar entrar a esa enorme verga negra, la joven es penetrada y disfruta la follada que calma su insaciable hambre de sexo, luego de varios minutos follando el negro quita su polla y la lleva hacia la cara de la joven Alice que ya sabe que llego la hora de mamar hasta que la verga negra se corra en su boca.

14.391 visitas